GRAZALEMA

(CÁDIZ)

SU FISONOMÍA DIBUJA UNA MAGNÍFICA POSTAL EN LA QUE EL BLANCO DE SU CASERÍO SE FUSIONA CON EL VERDOR DEL PARAJE
Grazalema es un pueblo legendario de la Serranía de Cádiz, enmarcado en el corazón del Parque Natural de Grazalema. Rodeado de montañas su fisonomía dibuja una magnífica postal en la que el blanco de su caserío se fusiona con el verdor del paraje.

El entramado de sus calles formado por casas blancas con balcones enrejados de sabor típicamente andaluz, invita a pasear para conocer este pueblo serrano lleno de historia y tradiciones. Además gracias a sus famosos miradores tendremos unas espectaculares vistas del pueblo y su entorno y las montañas que dibujan el perfil del Parque Natural.

Dividida históricamente en dos barrios (Jopiches y Jopones), cada uno con sus historias y anécdotas, en la villa podremos visitar monumentos como la Iglesia de la Aurora o la de San juan, ambas del siglo XVIII.

Si por algo destaca Grazalema, es por su famosa y rica gastronomía elaborada con productos autóctonos que se puede degustar en los numerosos restaurantes bares que hay repartidos por el pueblo y que genera un gran turismo gastronómico de calidad. Además por el pueblo encontraremos tiendas donde adquirir productos como; miel, licores, vinos, dulces o el famosísimo queso de cabra payoya.

No podemos olvidar la artesanía del lugar la cual también podremos adquirir en los comercios del pueblo. Destacamos por su tradición de manufactura y calidad, la famosa manta de grazalema, elaborada de forma artesanal con lana, muy apreciada por aquellos amantes de arroparse del frio.

Share This